Uno de los principales factores que diferencian al ser humano de los demás animales es la conciencia de sí mismo: la capacidad de establecer una identidad y darle valor. El juzgarse y rechazarse a si mísmo produce un enorme dolor.

La  autoestima  es esencial para la supervivencia psicológica. Sin cierta dosis de autoestima, la vida puede resultar enormemente penosa, haciendo imposible la satisfacción de muchas necesidades básicas.

La forma en cómo uno se percibe y se siente a sí mismo puede cambiar. Y al cambiar a su vez afectarán a todas las áreas de la vida, procurando una sensación cada vez de mayor libertad.

La risa y el humor como herramienta terapéuticas

Técnicas de control de ansiedad y estrés

Inteligencia emocional

Pensar mejor para sentirse mejor

Leave a Comment